19 Frases de Averroes de contradicciones religiosas

Averroes fue un filósofo, pero también medico de origen musulmán, que nació en Ándalus, el 14 de abril de 1123, y falleció el 20 de diciembre de 1198.

En vida logro destacar por haber elaborado una enciclopedia medica y haber realizado comentarios sobre obras como la de Aristóteles.

A través de sus escritos ha expuesto ciertas contradicciones de la religión, tomando la filosofía para ello, lo que se expone bien en las siguientes frases.

Frases de Averroes

  1. Todas las religiones son obras humanas y, en el fondo, equivalentes. Se elige entre ellas por razones de conveniencia personal o de circunstancias.

  2. Es hermoso lo que conviene a la inteligencia y es feo lo que la repugna.

  3. El conocimiento es la conformidad del objeto y el intelecto.

  4. Las aparentes contradicciones están destinadas a estimular a los aprendidos a un estudio más profundo.

  5. Cualquiera que se familiarice completamente con la anatomía y la fisiología humana, observará como se incrementa su fe en Dios.

  6. Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza.

  7. La mujer no es más que el hombre imperfecto.

  8. En la naturaleza nada hay superfluo.

  9. Todas las religiones son obras humanas y, en el fondo, equivalentes. Se elige entre ellas por razones de conveniencia personal o de circunstancias.

  10. Quien habla de cosas que no le atañen, escucha cosas que no le gustan.

  11. Cuando llegue el Día del Juicio, algunos creen que el cuerpo será diferente de nuestro cuerpo actual. Esto es solo pasajero, eso será eterno.

  12. La Ley enseña que el universo fue inventado y creado por Dios, y que no surgió por casualidad o por sí mismo.

  13. Para dominar este instrumento, el pensador religioso debe hacer un estudio preliminar de lógica, así como el abogado debe estudiar el razonamiento jurídico.

  14. La conexión necesaria de movimiento y tiempo es real y el tiempo es algo que el alma construye en movimiento.

  15. El mundo está dividido en hombres que tienen ingenio y no tienen religión y hombres que tienen religión y no tienen ingenio.

  16. Los filósofos no afirman que Dios no conozca los detalles; más bien afirman que Él no los conoce como los humanos.

  17. Dios conoce los detalles como su Creador, mientras que los humanos los conocen como una creación privilegiada de Dios podría conocerlos.

  18. Si el estudio teleológico del mundo es filosofía, y si la Ley ordena tal estudio, entonces la Ley ordena la filosofía.

  19. Las monedas son el signo propio de cualquier dinero cuyo valor suple ante quien conoce la paridad convenida, siendo un signo del exacto poder adquisitivo, del justo precio de todas las cosas y la medida para ello. Por esto, se le considera equivalente a la riqueza, y lo más conveniente para ser adquirido y acumulado y, como tal, potencialmente es cualquier cosa valiosa, siendo fácil de transferir.