19 Frases de Charles Dickens geniales para la Vida

Charles John Huffam Dickens nació el 7 de febrero del año 1812 en Portsmouth, Inglaterra, y falleció a los 58 años el 9 de junio de 1870. Fue uno de los más conocidos escritores y novelistas de la literatura universal en su época.

Sus escritos se caracterizaban por tener humor e ironía en donde, a la vez, hacía críticas a la situación social en que vivía. Su popularidad se mantiene hoy en día ya que se continúan editando y adaptando al cine actual, mereciendo dedicarle un espacio para sus mejores frases:

Frases de Charles Dickens

  1. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. La procrastinación es la ladrona del tiempo.

  2. Existen cuerdas en el corazón humano que es mejor que nunca vibren.

  3. Todo viajero tiene un hogar, un hogar que aprende a amar más durante sus viajes.

  4. Ningún arrepentimiento podrá enmendar las oportunidades perdidas en la vida.

  5. Ten un corazón que nunca se endurezca, un temperamento que nunca se canse, y un tacto que nunca haga daño.

  6. Las cosas que nunca sucedieron tienen en ocasiones consecuencias tan reales como aquellas que se consiguieron.

  7. Cualquier hombre puede estar de buen ánimo y ser feliz si va bien vestido.

  8. Si no existiesen las malas personas no existirían los buenos abogados.

  9. Trataré de honrar la Navidad en mi corazón y de mantener ese sentimiento todo el año.

  10. Las nimiedades son la base de la vida.

  11. La mente, al igual que el cuerpo, puede deteriorarse si se expone a un exceso de comodidad.

  12. El odio a los de arriba es el homenaje inconsciente de los de abajo.

  13. Cuando un hombre sangra por dentro, es peligroso para él, pero cuando ríe para adentro, es presagio de algún mal para otros.

  14. Ocultar algo a aquellos a los que quiero no está en mi naturaleza. No puedo sellar mis labios allá donde he abierto mi corazón.

  15. No hay nada tan fuerte ni seguro durante una crisis en la vida como la verdad.

  16. Nunca podría haber logrado lo que logré sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia; sin la determinación de concentrarme en una sola tarea a la vez.

  17. Espero que el amor verdadero y la verdad sean finalmente más fuertes que cualquier mal o infortunio que haya en el mundo.

  18. Concéntrate en todo lo bueno que te pasa, que a todos nos pasa mucho; y no en las desgracias, que a todos nos pasa alguna.

  19. Hubo un tiempo, largo y duro, cuando intenté olvidar lo que había desperdiciado y cuando era demasiado ignorante para ver su valor.

¿Te gusto esta recopilación?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 voto, promedio: 3,67 de 5)

Deja tu aporte