19 Hermosas frases de San Francisco de Asis sobre Dios y la fe

Este santo de origen italiano, no solo fue conocido en su lugar de origen, sino también en todo el mundo, pues realizaba grandiosas labores de corazón, con sencillez y humildad. San Francisco de Asis logró liderar un movimiento cristiano, prácticamente sin proponérselo, el cual se centraba en la fe a Dios, en ayudar a los más pobres y promover la fraternidad; hombres y mujeres de clases populares le siguieron desde entonces, a pesar que lo curioso del mismo, era pues que provenía de una familia rica.

Sorprendentemente, acerca de este santo, se han escrito más libros que de ningún otro, famoso de igual forma por ser el fundador de la primera imprenta y primera universidad de América. Canonizado en el año 1228 por sus muchísimas acciones de buena fe, con frases igual de hermosas:

Frases de San Francisco de Asis

  1. Es en el dar que recibimos.

  2. Es siervo fiel y prudente el que, por cada culpa que comete, se apresura a expiarlas: interiormente, por la contrición y exteriormente por la confesión y la satisfacción de obra.

  3. Quien obedece no debe mirar en su superior al hombre sino a aquel por cuyo amor se ha entregado a la obediencia.

  4. Al igual que algunos animales se alimentan de otros para subsistir Dios le dijo al hombre que podía tomar los animales que necesitara solo hasta encontrar una mejor solución, no para caprichosos vestidos o hacerlos sus esclavos o entretenimiento.

  5. Sin la oración nadie puede progresar en el servicio divino.

  6. El hombre, al no poseer nada propio, todo él le pertenece a Dios.

  7. Si tú, siervo de Dios, estás preocupado, debes recurrir inmediatamente a la oración y postrarte ante el Señor hasta que te devuelva la alegría.

  8. Recuerda que cuando abandones esta tierra, no podrás llevarte contigo nada de lo que has recibido, sólo lo que has dado.

  9. Mientras estas proclamando la paz con tus labios, ten cuidado de tenerla aún más plenamente en tu corazón.

  10. Si Dios puede trabajar a través de mí, él puede trabajar a través de cualquiera.

  11. La verdadera enseñanza que trasmitimos es lo que vivimos; y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decimos.

  12. No me canonizar demasiado pronto. Soy perfectamente capaz de engendrar un hijo.

  13. Allí donde reinan la quietud y la meditación, no hay lugar para las preocupaciones ni para la disipación.

  14. Señor, a mí, pecador e indigno, me has enviado del cielo esta consolación y dulzura; te las devuelvo a ti para que me las reserves, pues yo soy un ladrón de tu tesoro.

  15. Él busca por encima de todo; y hagamos siempre en ellos habitación y morada a aquel que es el señor Dios omnipotente, Padre, e Hijo, y Espíritu Santo.

  16. ¡Terrible es la muerte!, pero ¡cuán apetecible es también la vida del otro mundo, a la que Dios nos llama!

  17. Toda la oscuridad en el mundo no puede apagar la luz de una sola vela.

  18. Comienza haciendo lo necesario; luego hazlo posible y de repente estarás haciendo lo imposible.

  19. De nada sirve caminar a cualquier parte para evangelizar al menos que nuestro camino sea nuestro evangelio.

¿Te gusto esta recopilación?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 voto, promedio: 3,50 de 5)

Deja tu aporte